Los atardeceres del Gymage

Los atardeceres del Gymage

publicado en: Los atardeceres de... | 0

Que los gatos somos muy de azotea, es algo que ya es un topicazo. Que los madrileños somos amantes de la buena vida y del maullar cerca del cielo, empieza a serlo. Que cada sitio es diferente pese a ser el mismo sol y el mismo cielo, ya nos va sonando raro. Y dependiendo de a quién tengas al lado, del ambiente que te rodee, las experiencias son totalmente distintas.

El Gymage es un sitio bonito, es un sitio con clase. Efectivamente el nombre de resort le pega, pues el ambiente, pese a que se ve perfectamente la Plaza de la Luna con su bullicio urbanita, te aleja tanto de la ciudad…

Y como este no es un blog que se dedique a comentar cómo se come, cúanto cuesta, etc… (que para esto ya hay otros…), voy a hablaros de lo que sé. Del sol. De cómo atardece y de cómo tienes que venir de preparado para verlo.

Ven un rato antes de la puesta de sol, aclimátate, tomate algo y disfruta. Pero como unos 10 minutos antes del atardecer (lo notarás, empieza la fiesta con las torres de la vecina Iglesia  de San Martín reflejando un naranja intenso), ve sacando la cámara, coge el móvil y da un paseo a la parte de arriba, con subir las escaleras es suficiente, y contempla el espectáculo. Verás al edificio España brillar de un naranja intenso; distinguirás al fénix alzando el vuelo y a nuestro querido Romano intentando captar el último rayo de sol de la primavera. Todos bañados por ese espectáculo gratuito y diario que es el atardecer.

Y si quieres tirarte el folio, si quieres destacarte por una mirada algo diferente, prueba a captar el reflejo del sol sobre la piscina de la parte superior. Un bonito baile de aguas y fuego que no puede dejar indiferente a ninguno de tus amigos. Garantizados un buen puñado de likes en instagram, lo certifico ;D

En ese momento puedes hacerle una foto a tu acompañante que no olvidará: con la iglesia de fondo, con ese baño naranja, hazle una foto. Pedid que os hagan una foto los empleados del lugar, seguro que con su experiencia en la terraza saldreis espectaculares.

Y cuando todo haya acabado, cuando la noche haya ganado terreno, simplemente mira hacia arriba, mira hacia el reloj azul del edificio de Telefónica y disfruta de su silueta iluminada por la Gran Vía que bulle bajo él. Si es que quieres acordarte que estás aún en Madrid.

Más

¿Quieres compartirlo?
Share

Deja un comentario